LIDERAZGO INTELIGENTE Y DUPLICABLE

Membresía Protegida

José Luis Casado

En los negocios de network marketing el liderazgo tiene una gran importancia. Normalmente las personas que entran en este tipo de negocios son gente acostumbrada a trabajar para otros, a recibir órdenes y tener unas tareas bien definidas. Pero los negocios de network marketing necesitan que todas esas personas sean capaces de desarrollar dotes de liderazgo. Y para ello los líderes no pueden pretender ser inigualables sino duplicables, ya que de lo contrario en lugar de ser líderes imprescindibles acabarán por ser líderes de los que se puede y se debe prescindir. Es necesario ejercer un liderazgo inteligente y duplicable.

Aunque realmente un líder debe encontrar su éxito en la creación de otros líderes, no todos actúan de esta manera. Podemos encontrarnos con personas que pretenden tenerlo todo controlado, líderes que en lugar de guíar prefieren ordenar, que en lugar de delegar prefieren hacer, bajo la idea de que “si quieres algo bien hecho, hazlo tú mismo”.

LIDERAZGO INTELIGENTE Y DUPLICABLE

Pero esta forma de ejercer su liderazgo está tan alejada de la idea de duplicación que resulta no solo anacrónica, sino suicida, pues atenta directamente contra algo esencial para el network marketing: la duplicación.

Sin la duplicación un negocio de mercadeo en red está irremediablemente destinado al fracaso.

Pero no nos confundamos. No se trata de delegar liderazgo en personas que no están preparadas para ello. No se trata tampoco de realizar solamente acciones que sean duplicables de puro simples. De lo que se trata es de preparar a las personas, de elevar sus estándares, de hacerles crecer.

Y para ello a veces es necesario, como ocurre con los niños, dejarles tropezar, dejarles equivocarse, dejarles correr riesgos.

Un líder que pretende controlar las acciones de todos sus prospectos y prospectar por ellos en la creencia de que ellos no lo van a hacer bien los está malcriando, y está cayendo sin saberlo en la trampa del gerenciamiento, una trampa en la que tarde o temprano quedará atrapado y sobrepasado. Y lo peor es que entonces sus prospectos se sentirán desamparados y no estarán preparados para tomar el relevo.

Es por tanto imprescindible guíar, pero delegar; ayudar pero motivar a que las personas hagan las cosas por sí mismo. Esa es la forma inteligente de liderar, la que dará más resultados y la que más se ajusta a la idea del network marketing, industria mediante la cual se pretende conseguir la libertad financiera y personal.

¿Qué libertad hay en “ser” imprescindible, sintiendo que si uno no está al frente de todo, todo se va a venir abajo? Lo ideal es que un líder del network marketing llegue a poder tener su negocio en piloto automático y apoyarse en la red que creó. Si siente que sin su presencia el negocio no va a funcionar ¿dónde está la libertad? No importa el dinero que esté ganando: no será libre.

Llegados a este punto ¿Cuáles serían las acciones de un liderazgo duplicable e inteligente?

Guíar, pero saber delegar.

Un verdadero guía no es el que lleva “de la mano” a sus prospectos todo el tiempo, sino el que se atreve a soltarlos para que aprendan a volar por sí mismos.

Sacar a las personas de su zona de confort.

Aunque en un principio habrá personas que muestren iniciativa por sí mismos, otras necesitarán que las enfrentes con nuevos retos. En muchas ocasiones descubrirán que tienen aptitudes que desconocían tener.

Ser consciente de que todo el mundo no es igual y sacar de cada persona lo mejor.

Aunque todo el mundo no tiene las mismas inquietudes ni las mismas habilidades, un líder debe potenciar las cualidades de cada individuo. Las personas no son clones y un líder no debe pretender que otros sean meras copias de él.

No realizar acciones que por exclusivas resulten excluyentes.

Si la forma en que promueve el negocio parece demasiado difícil (basarlo todo en presentaciones presenciales, llamar a los prospectos de sus directos para cerrar, etc.) muchas personas se marcharán ante la idea de tener que hacer algo para lo que no se sienten preparados y que les llevará tanto tiempo.

Mostrar empatía con los miembros de su equipo.

Conectar con las personas es vital para entender sus razones y potenciar sus capacidades ocultas.

Escuchar sus opiniones y nunca ordenar, sino seducir.

No puede pretender ser jefe, sino guía, de forma que no debe ordenar, sino seducir, hacer que las personas hagan cosas que nunca hubiesen imaginado ser capaces de hacer como si la idea surgiese de ellos mismos.

Mantener un liderazgo basado en principios, no en la posición.

Un liderazgo duplicable no puede estar basado en la posición que el líder ocupa dentro de la red, sino en principios éticos y en vocación de servir, no de utilizar a los demás.

Estos serían los puntales en los que debería basarse un liderazgo inteligente y duplicable ¿Se te ocurren algunos más? No te cortes y déjame tu comentario aquí abajo en el Foro.

Leer más: http://www.joseluiscasado.com/news/liderazgo-inteligente-y-duplicable/

Se Parte de la Página de Fans: Oscar Gonzalez B Consultor en Liderazgo Inteligente.

Para ser parte del GRUPO LIDERAZGO INTELIGENTE en Facebook ingresa aquí.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)
LIDERAZGO INTELIGENTE Y DUPLICABLE, 5.0 out of 5 based on 1 rating

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *