ÉXITO = SUMATORIA DE FRACASOS



ÉXITO = SUMATORIA DE FRACASOS

Anthony Imbert

Luego de estar un poco ausente les traigo la historia de mi político favorito. Un republicano americano el cual fundó la democracia que hoy conocemos. Un hombre tan humilde y tan entregado que ha sido inmortalizado como el presidente más querido por Estados Unidos, quizás del mundo.

No todo fue color de rosa. Este hombre tan perseverante tuvo una vida muy disfuncional, envuelto en un montón de desgracias y pérdidas de seres queridos. Aunque su vida no fue nada fácil supo perseverar, supo alcanzar su sueño, supo llegar a ser el presidente de Estados Unidos. A continuación se muestra cronológicamente todas sus situaciones:

1816 ~ Su familia fue forzada a salir de su hogar, a la edad de 7 años tuvo que empezar a trabajar para ayudar con los gastos.

1818 ~ Su madre murió.

1831 ~ Fracasó en todos los negocios que emprendió.

1832 ~ Compitió para la Legislatura estatal y perdió. También perdió su trabajo y fue rechazado para entrar a la escuela de leyes.

1833 ~ Pidió prestado dinero para empezar un negocio, fracasó y gastó 17 años de su vida para pagar la deuda.

1834 ~ Volvió a competir para la legislatura estatal y ganó.

1835 ~ Se comprometió en matrimonio, su novia murió.

1836 ~ Tuvo una crisis nerviosa y estuvo en cama por 6 meses.

1838 ~ Compitió para presidente de la cámara estatal y otra vez fue derrotado.

1840 ~ Se postuló para gobernador y fue derrotado.

1843 ~ Compitió para el congreso federal, y perdió.

1846 ~ Se postuló de nuevo para el congreso federal y ganó.

1848 ~ Compitió en la reelección del congreso, y volvió a perder.

1849 ~ Se postuló para Oficial estatal y fue rechazado.

1854 ~ Compitió para senador y volvió a perder

1856 ~ Buscó la nominación a la vicepresidencia y obtuvo la ridícula suma de menos de 100 votos.

1858 ~ Compitió de nuevo para senador, y ¿qué creen?.. volvió a perder.

1860 ~ Fue elegido presidente de su país.

Ahora bien, luego de este asombroso recuento de su vida, este hombre no se conforma con tan solo ser presidente, sino que quiere ser el mejor, no convirtiendo el país para las personas presentes, mas bien para las generaciones futuras.

Es recordado principalmente por un discurso el cual escribió de camino al escenario posterior a la guerra civil. Con menos de 300 palabras, menos de tres minutos, el Discurso de Gettysburg, fue inmortalizado, llegando a nuestros corazones aun hoy en día y siendo la base de las ideas demócratas y constitucionales hoy en día, estas palabras fueron las siguientes:

Discurso de Gettysburg

Hace ocho décadas y siete años, nuestros padres hicieron nacer en este continente una nueva nación concebida en la libertad y consagrada al principio de que todas las personas son creadas iguales.

Ahora estamos empeñados en una gran guerra civil que pone a prueba si esta nación, o cualquier nación así concebida y así consagrada, puede perdurar en el tiempo. Estamos reunidos en un gran campo de batalla de esa guerra. Hemos venido a consagrar una porción de ese campo como último lugar de descanso para aquellos que dieron aquí sus vidas para que esta nación pudiera vivir. Es absolutamente correcto y apropiado que hagamos tal cosa.

Pero, en un sentido más amplio, nosotros no podemos dedicar, no podemos consagrar, no podemos santificar este terreno. Los valientes hombres, vivos y muertos, que lucharon aquí lo han consagrado ya muy por encima de nuestro pobre poder de añadir o restarle algo. El mundo apenas advertirá y no recordará por mucho tiempo lo que aquí decimos, pero nunca podrá olvidar lo que ellos hicieron aquí. Somos, más bien, nosotros, los vivos, los que debemos consagrarnos aquí a la tarea inconclusa que, aquellos que aquí lucharon, hicieron avanzar tanto y tan noblemente. Somos más bien los vivos los que debemos consagrarnos aquí a la gran tarea que aún resta ante nosotros: que, de estos muertos a los que honramos, tomemos una devoción incrementada a la causa por la que ellos dieron hasta la última medida completa de celo. Que resolvamos aquí, firmemente, que estos muertos no habrán dado su vida en vano. Que esta nación, Dios mediante, tendrá un nuevo nacimiento de libertad. Y que el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo no desaparecerá de la Tierra.

Si aun desconoces de quien se trata, su nombre fue Abraham Lincoln, líder perseverante al cual debemos admirar y seguir su ejemplo de vida e ideales.

Para ser parte del GRUPO LIDERAZGO INTELIGENTE en Facebook ingresa aquí.

Se Parte de la Página de Fans: Oscar Gonzalez B Consultor en Liderazgo Inteligente.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 3.2/5 (6 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +2 (from 2 votes)
ÉXITO = SUMATORIA DE FRACASOS, 3.2 out of 5 based on 6 ratings

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *